Inconcluso

No sé qué es el amor…existe?

Hay momentos en el transcurso devorador de la vida que logro ver hacia dentro, pero me asomo y me da miedo. He sido siempre una caminante sin destino-Vagabunda- en términos más modernos. Hay algo en este momento de pleno silencio que me da paz. Tal vez es la sensación de saber que en estos segundos me encuentro a mí misma al pie de aquel Roble que me protegió tanto en mi niñez.

Es cierto que crecí con falta de cariño y tal vez por eso busqué el amor en todos los lugares incorrectos. No puedo negar que lo encontré en algunos rincones y aunque fue fugaz me calentó el corazón en mis inviernos más duros. Esos inviernos todavía me persiguen, a mis 28 años sigo siendo una mujer sin destino y con la mente llena de mucha soledad, nada logra apaciguar mi angustia existencial. Sin embargo, reconozco que he me he ido enderezando con el tiempo-justamente tal vez porque todos los árboles se enderezan al fin y al cabo sin pormenores.

Hoy solo he venido a mi sitio tranquilo a intentar descifrar que es este pensamiento tan penetrante que se cola en mis noches de cuestionamientos teológicos. Todavía me siento atraída hacia él y quisiera encontrarme con él en un café o en una hamaca discutiendo ideas o libros o ambos. I can’t let go. Ha sido tal vez la batalla más dura de mi vida- olvidar, y aun no lo consigo. Tengo todavía la memoria fresca de aquella noche terrorífica en la que perdí la confianza en el mundo.  Y tengo todavía miedo de esas imágenes que siempre están ahí amenazando con entristecerme incluso mis días más tranquilos.

I wish you’d come and warm my heart once again.

————————————- Meyling Diaz @ 2019——————————-